Manuscript with arrow icon Book and magnifying glass icon Cross-check icon Process checklist icon Reputation ribbon icon Graduation cap icon Question speech bubble icon Headset call icon Mobile phone call icon Login arrow icon B+ Paper Icon Feedback Speech Bubble Icon Similarity Check Icon Professional Development Icon Admin Training Icon Instructor Training Icon Student Training Icon Integrations Icon System Status Icon System Requirements Icon Menu Icon Checkmark Icon Download Icon Rubric Icon Prompt Icon QuickMark Set Icon Lesson Plan Icon Success Story Icon Infographic Icon White Paper Icon White Paper Icon Press Release Icon News Story Icon Event Icon Webcast Icon Video Icon Envelope Icon Plaque Icon Lightbulb Icon Training Icon Search Icon Turnitin Logo (Text and Icon) Icon Facebook Icon Twitter Icon LinkedIn Icon Google Plus Icon Lightbulb Icon Binoculars Icon Drama Masks Icon Magnifying Glass Icon Signal Check Indicator Bars Red Flag Icon Analysis and Organization Icon
Contactar ventas

Tengo más de 20 años de experiencia en la educación pública, y la mayoría de mis amigos han sido o son educadores, lo que significa que paso la mayor parte de mi tiempo con maestros. Recientemente, a medida que esta pandemia ha afectado al mundo, he hablado con decenas de educadores, de niveles desde preescolar hasta posgrado, y he visto también a mis propios hijos adolescentes luchar por adaptarse a un nuevo entorno de aprendizaje. Si hay una conclusión que sacar de todo esto, es que el aprendizaje remoto desafía las bases de la educación. Obviamente, este hecho presenta obstáculos para todas las áreas del aprendizaje, pero quizás la evaluación es el área más afectada. En esencia, la evaluación se trata de comprender lo que los estudiantes saben, entienden y tienen el potencial de hacer. Ya sea que se trate de evaluaciones informales, formativas o exámenes, pruebas, y cuestionarios, cuando la evaluación se desarrolla en un contexto remoto, incluso asincrónicamente, pueden surgir desafíos únicos.

En este artículo queremos explorar el área de la evaluación en un entorno de aprendizaje remoto y asincrónico. Presentamos varias estrategias para abordar los tres desafíos más importantes de la evaluación a distancia: la mentalidad de los estudiantes, estructura/contenido, y logística/tecnología. 

¿Cómo puedo ayudar a los estudiantes a tener la mentalidad correcta para tomar en serio la evaluación?

Estrategias:

  1. Discute escenarios de evaluación explícitamente, estableciendo expectativas y proporcionando estrategias de ayuda. Cuando los estudiantes están fuera de la escuela, puede ser fácil olvidar las normas y las expectativas de un entorno académico. Con las evaluaciones, en particular, necesitas tratar la situación como si se llevara a cabo en un entorno escolar, pero los estudiantes necesitan recordatorios, especialmente los más jóvenes o sin experiencia previa en aprendizaje remoto. Una discusión inicial con ejemplos concretos ayudará a construir la mentalidad apropiada.

    Tip avanzado: Considera crear una guía por adelantado con aportes de los estudiantes. Hacerlo los empujará a reflexionar y pensar críticamente acerca de su conducta, y también ayuda a que acepten más fácilmente las reglas en este nuevo escenario . Después de todo, si la clase construye junta las reglas, no son TUS reglas, los mismos estudiantes las han desarrollado y adoptado. Cuando los maestros usan este tipo de procesos, a menudo ven a los estudiantes supervisándose a sí mismos y entre todos, y esto puede ser más poderoso que cualquier cosa que el instructor pueda decir.

  2. Revisa el código de honor: Muchos expertos recomiendan tomar este paso antes de las evaluaciones formales y sumativas en cualquier ambiente, pero en aprendizaje remoto, es aún más crítico. Con estudiantes en sus habitaciones o en la mesa de la cocina, podrían adoptar el comportamiento propio de esos ambientes; por lo tanto, necesitan recordar que están aún comprometidos con el trabajo académico y que se deben adherir a esos estándares, incluídas las expectativas de integridad académica. Revisar el código de honor y destacar su aplicabilidad reafirma las expectativas del aula, sin importar el tiempo y el lugar. 

¿Cómo diseñar evaluaciones para asegurar que el trabajo de los estudiantes sea auténtico?

Estrategias:

  1. Considera usar evaluaciones de desempeño en que los estudiantes demuestren su nuevos conocimientos en un producto, como una investigación, portafolio, proyecto, experimento, prototipo o incluso una situación real. Dado que las evaluaciones de desempeño a menudo tienen múltiples partes y son más reales, los maestros reportan sentir un mayor grado de confianza en que los productos son genuinos. Cuando las evaluaciones de desempeño se completan en etapas con entregas pequeñas del producto a lo largo de todo el trabajo, el profesor tiene la oportunidad de atestiguar la evolución del aprendizaje y el progreso del trabajo.

    Tip avanzado: Personaliza tus evaluaciones de desempeño. Dependiendo de la disciplina o área, es posible que puedas vincular las evaluaciones con los intereses y pasiones individuales de cada estudiante. Las evaluaciones personalizadas ayudan a comprometer a los estudiantes, pero también contextualizan la evaluación de una manera que minimiza la colusión entre estudiantes. 

  2. Evita las respuestas fáciles de encontrar. Una manera de superar este desafío es no utilizar preguntas literales y abordar habilidades más complejas (enfócate en los niveles más altos de la Taxonomía de Bloom o la profundidad de conocimiento de Webb). Por ejemplo, un profesor de literatura de secundaria podría pedir a los estudiantes identificar una metáfora en un pasaje y explicar cómo el autor utilizó la metáfora para lograr un efecto específico, en lugar de la simple pregunta “¿Qué es una metáfora?”.

  3. Considera usar un sistema de portafolio con una variedad de tareas para que los estudiantes demuestren dominio del tema. Como otras evaluaciones de desempeño, el portafolio se puede individualizar para garantizar que el trabajo es auténtico. Adicionalmente, los portafolios son construidos a lo largo del tiempo e incluyen diversos tipos de evaluaciones, incrementando las oportunidades de los estudiantes para demostrar su comprensión y recibir retroalimentación.

¿Cómo puedo usar la tecnología para minimizar los problemas con la integridad académica?

Estrategias:

  1. Exige lectura y aceptación del código de honor como parte de tu proceso de evaluación. Por ejemplo, usa un formulario con una acción o campo requerido, como una firma, o incluso un software de firma de documentos que pida a los estudiantes leer y aprobar los términos. Si bien este código no garantiza que los estudiantes no violarán los principios de integridad académica, puede ser un poderoso recordatorio de las expectativas. Firmar es formalizar el “contrato” entre la institución/maestro y estudiante, ayudando a fomentar la responsabilidad. 

  2. Establece un proceso para verificar la originalidad/autenticidad y hazlo transparente para los estudiantes. ¡Asegúrate de usarlo constantemente! Para los usuarios de Turnitin Feedback Studio, esto es probablemente la más fácil de todas las sugerencias. Si aún no eres usuario, prueba esta demo. Una vez que tengas tus herramientas, podrías incluso permitir a los estudiantes practicar primero con una tarea de bajo riesgo para que puedan entender cómo funciona el proceso, lo que significa, y cuáles son tus expectativas. Esto te permitirá darles el tipo de retroalimentación correcta para guiarlos ANTES de iniciar una evaluación formal.

  3. Establece parámetros específicos para la administración de pruebas (hora, fecha, plataforma, etc.) Para permitir la flexibilidad en un entorno asincrónico, intenta ofrecer más de un espacio de tiempo: en este caso necesitarás más de una versión de la evaluación. Haz que los estudiantes se inscriban en espacios específicos por anticipado para facilitar la administración, organización y el mantenimiento del registro. 

  4. Considera usar un software de prueba o supervisión que te permitirá hacer preguntas aleatorias, bloquear accesos a redes sociales y buscadores web, e incluso prohibir las impresiones y tomar capturas de pantalla del contenido del examen. 

Si bien estas estrategias son importantes, las circunstancias de estos momentos puede ser increíblemente abrumadoras, especialmente si el aprendizaje remoto es nuevo para algunos estudiantes y docentes. Para los instructores: por favor recuerden que no necesitan ser perfectos ni abordar todas las cuestiones de inmediato. Después de todo, somos humanos y nos toma tiempo aprender y practicar. Trata de escoger una estrategia para abordar un problema particular y concéntrate en perfeccionarla antes de aplicar la siguiente solución. En palabras de Ralph Waldo Emerson, “Todo en la vida es un experimento. Mientras más experimentes, mejor”. 

No olvides revisar nuestra página de recursos, donde tenemos consejos, herramientas, webinars y más material para hacer frente a los desafíos de hoy.  

Conoce más sobre Feedback Studio
Suscríbete a nuestro newsletter