Manuscript with arrow icon Book and magnifying glass icon Cross-check icon Process checklist icon Reputation ribbon icon Graduation cap icon Question speech bubble icon Headset call icon Mobile phone call icon Login arrow icon B+ Paper Icon Becoming B+ Paper Icon Checkmark Paper Icon Feedback Speech Bubble Icon Feedback Double Speech Bubble Icon Similarity Check Icon Professional Development Icon Admin Training Icon Instructor Training Icon Student Training Icon Integrations Icon System Status Icon System Requirements Icon Menu Icon Checkmark Icon Download Icon Rubric Icon Prompt Icon QuickMark Set Icon Lesson Plan Icon Success Story Icon Infographic Icon White Paper Icon White Paper Icon Press Release Icon News Story Icon Event Icon Webcast Icon Video Icon Envelope Icon Plaque Icon Lightbulb Icon Insights Lightbulb Icon Training Icon Search Icon User Icon Privacy Icon Instructor Icon Instructor-1 Icon Investigator Icon Admin Icon Student Icon Voice Grammar Icon Turnitin Logo (Text and Icon) Icon Facebook Icon Twitter Icon LinkedIn Icon Google Plus Icon Lightbulb Icon Binoculars Icon Drama Masks Icon Magnifying Glass Icon Signal Check Indicator Bars Red Flag Icon Analysis and Organization Icon
Contactar con ventas

Cada d√≠a, se publican nuevos art√≠culos acerca de Inteligencia Artificial (AI) y particularmente de ChatGPT. Cada d√≠a, los educadores reportan trabajos presentados por los estudiantes que han sido creados por una IA. Cada d√≠a, aparece otra historia acerca de herramientas con IA que han superado con √©xito el examen de derecho o la prueba de alg√ļn curso muy riguroso en un MBA. Ahora que los educadores han comenzado a ver la verdadera amenaza, responsabilidad y promesa de la IA, est√°n preocupados. El equipo de Ense√Īanza y Aprendizaje de Turnitin- todos educadores actuales y retirados- tambi√©n est√° ah√≠ y una cosa que hemos aprendido es que la IA no va a desaparecer‚Ķy eso est√° bien. 

Cada vez m√°s acad√©micos empiezan a darse cuenta que la IA podr√≠a ser beneficiosa para la educaci√≥n cuando es implementada con una intenci√≥n formativa. Sin embargo, se trata de un equilibrio, ya que no todos los usos de las herramientas con IA apoyar√°n el proceso de ense√Īanza aprendizaje. Por ejemplo, ¬ŅY si la IA se utiliza para reemplazar el pensamiento actual de los estudiantes? ¬ŅY si se utiliza para completar toda una tarea? Este tipo de usos son la amenaza que los educadores estamos (si, ¬°a√ļn sigo ense√Īando!) intentando evitar. Pero, ¬ŅY si existieran formas en las que podemos proteger las tareas de escritura del mal uso de los estudiantes en las aulas actuales?

Utilicemos t√©cnicas propias de un terapeuta: En lugar de reaccionar despu√©s de que un estudiante haya realizado un potencial mal uso de la IA, podemos responder de maneras proactivas poniendo algunos l√≠mites. 

Hace poco compartimos unas directrices que entregaban once estrategias para abordar el uso de textos generados con IA en el aula. Hoy queremos ampliar cinco t√°cticas para los educadores: 

  1. Actualiza la pol√≠tica de integridad acad√©mica para orientar las pr√°cticas de instrucci√≥n y evaluaci√≥n. 
  2. Comunica a los estudiantes las nuevas pol√≠ticas y gu√≠as para las tareas. 
  3. Examina y revisa las tareas de escritura y las herramientas de puntuaci√≥n asociadas (r√ļbricas, etc). 
  4. Emplea el proceso de escritura, vive en un espacio formativo. 
  5. Crea oportunidades para que los estudiantes discutan su trabajo. 

Observa que estas cinco estrategias se enfocan en una cuidadosa planificaci√≥n y en una aproximaci√≥n proactiva a la IA. Aunque el tiempo es un lujo del que los educadores no disponen, estas t√°cticas pueden ahorrar tiempo a la hora de responder a posibles casos de mal uso de IA. Profundicemos en ellas: 

1. Actualiza la pol√≠tica de integridad acad√©mica para orientar las pr√°cticas de instrucci√≥n y evaluaci√≥n. 

¬ŅC√≥mo y hasta qu√© punto es aceptable el uso de herramientas de IA generativa en entornos acad√©micos? Los cambios en las pr√°cticas del aula dependen de la respuesta a esta pregunta y de la consecuente actualizaci√≥n de las pol√≠ticas de integridad acad√©mica. Ahora es momento de investigar, debatir y decidir c√≥mo las instituciones responder√°n a la r√°pida evoluci√≥n de la tecnolog√≠a con IA. Nuestra nueva gu√≠a para actualizar las pol√≠ticas de integridad acad√©mica en la Era del IA explica los pasos √ļtiles para empezar. Compartimos ideas tales como establecer un l√©xico com√ļn en forma de un glosario de vocabulario de IA y determinar el uso √©tico de estas tecnolog√≠as. 

Aunque lo ideal es hacer los cambios institucionales primero, puede que esto no ocurra lo suficientemente r√°pido. La mayor√≠a de los educadores, tienen la sensaci√≥n de estar poni√©ndose al d√≠a y necesitan herramientas para responder a los avances de la IA ahora mismo. A esos educadores les recomendamos responder las preguntas emergidas de su propio sal√≥n de clases, incluso mientras trabajan con colegas y l√≠deres para el cambio institucional. Seamos √°giles y desarrollemos las mejores pr√°cticas para la IA en el aula. 

Determinar el uso aceptable de la IA orientar√° los cambios en la instrucci√≥n y la evaluaci√≥n. Pero, ¬Ņen qu√© consiste un uso aceptable? Puede variar enormemente seg√ļn la instituci√≥n, departamento, sal√≥n de clases, e incluso tarea, pero veamos algunos ejemplos concretos. Como he sugerido antes, la IA en la educaci√≥n puede aportar beneficios. Quiz√°s un educador decide que es aceptable para los estudiantes el uso de herramientas de escritura con IA durante la preescritura (v√©ase el punto 3) con el objetivo de aportar ideas u obtener otros puntos de vista sobre un tema. O tal vez, el educador decide permitir  a los estudiantes enviar un borrador a la IA para obtener una retroalimentaci√≥n formativa para sus trabajos. Si el educador decide seguir este camino, deber√° escoger la herramienta de IA correcta y probarla personalmente para establecer par√°metros.

2. Comunica a los estudiantes las nuevas políticas y guías para las tareas.

Presenta las pol√≠ticas actualizadas a los estudiantes y h√°blales acerca de IA. La pol√≠tica debe ser f√°cilmente accesible para todas las partes involucradas, especialmente para los estudiantes. Considere la posibilidad de pedir a los estudiantes que realicen actividades para parafrasear las pol√≠ticas y presentarlas a sus compa√Īeros. Un ejercicio valioso que han sugerido los asesores de Turnitin es la actividad cl√°sica de ‚ÄúEsto si, esto no‚ÄĚ con escenarios que los estudiantes pueden clasificar/etiquetar en funci√≥n de su propio entendimiento de la pol√≠tica. Basta con crear una lista con unos pocos escenarios y pedir a los estudiantes que clasifiquen qu√© es aceptable y qu√© no. La actividad en s√≠ es fant√°stica, pero lo que es a√ļn m√°s potente es el debate acerca de por qu√© algunos usos son aceptables y otros no. 

3. Examina y revisa las tareas de escritura y las herramientas de calificaci√≥n asociadas (r√ļbricas, etc). 

Es imperativo desarrollar las mejores pr√°cticas para elaborar tareas de escritura que sean resistentes al mal uso de la IA por parte de los estudiantes. Como todos hemos le√≠do en los medios de comunicaci√≥n, la IA es eficiente en algunas cosas y en otras no tanto. Si nosotros como educadores, nos familiarizamos con las ‚Äúrespuestas‚ÄĚ de una herramienta de IA, entonces en teor√≠a, deber√≠amos ser capaces de modificar nuestras instrucciones de escritura para trabajar con la tecnolog√≠a. Aunque esta estrategia no es infalible, ayudar√° a poner algunos l√≠mites. 

Tomemos algunos elementos con los que las herramientas de escritura con IA generativa est√°n teniendo problemas hoy en d√≠a. En su iteraci√≥n actual se ha descubierto que estas herramientas enumeran fuentes que en realidad no existen. Cuando se le pide, la tecnolog√≠a puede proporcionar referencias, pero esas fuentes pueden ser ficticias. Por lo tanto, pedir a los estudiantes que usen fuentes verificables con una lista de referencias podr√≠a ayudar a combatir este problema. M√°s all√° de las fuentes y las citas, hay criterios adicionales que los acad√©micos pueden considerar al revisar las tareas. Nuestro equipo de educadores veteranos crearon una r√ļbrica para el mal uso de la IA con el objetivo de ayudar precisamente con eso. La r√ļbrica propone cuatro rasgos: voz del estudiante, pensamiento cr√≠tico/razonamiento, fuentes y citas, y personalizaci√≥n. 

Considera la posibilidad de comparar las instrucciones de escritura probadas con la r√ļbrica. Comience por identificar qu√© rasgos son relevantes para esta tarea y luego, eval√ļe los resultados de la solicitud. Utilice las √°reas m√°s d√©biles para considerar c√≥mo podr√≠an modificarse con el objetivo de proteger las tareas del uso indebido de la IA de manera m√°s eficiente. Cuanto m√°s se acerque una tarea al nivel avanzado/profesional, menos vulnerable ser√° al mal uso de la IA. 

Como paso final, los educadores tambi√©n deben actualizar sus gu√≠as de calificaci√≥n o r√ļbricas para reflejar los requisitos de las nuevas instrucciones. Cuando comenc√© mi carrera docente, uno de mis mentores me sol√≠a decir: ‚Äúmide lo que m√°s importa‚ÄĚ. A medida que cambiamos el dise√Īo de nuestras tareas y evaluaciones, nuestras herramientas de calificaci√≥n deben estar alineadas. Si las gu√≠as de puntuaci√≥n y r√ļbricas hacen √©nfasis en aspectos de la escritura en los que las herramientas de IA son expertas, aumenta la posibilidad de usarlas de formas incorrectas. 

4. Utiliza el proceso de escritura; promueve un espacio formativo. 

El proceso de escritura no es solo para escritores noveles. Los educadores de todo el mundo no paran de escuchar que la existencia de la IA nos va a obligar a revisar nuestra práctica docente. Los que se hayan alejado de la implementación del proceso de escritura, empiezan por ahí. El proceso de escritura no es solo para escritores principiantes, en parte porque preparar las tareas de escritura para que incluyan pasos como la preescritura y la redacción dará visibilidad al trabajo de los estudiantes antes de la entrega final. Aproveche ese proceso y pida a los estudiantes que envíen un borrador, deje comentarios en el trabajo y pídales que hagan revisiones basadas en esa retroalimentación.

Crear una cultura de escritura que genere una sensaci√≥n de di√°logo abierto entre el estudiante y el educador hace mucho menos probable que el mal uso de la tecnolog√≠a con IA. Adem√°s, la investigaci√≥n ha demostrado que entregar determinado tipo de comentarios tiene un impacto positivo cuantificable en el crecimiento de los estudiantes. Un enfoque de portafolio es una manera m√°s de mejorar la visibilidad no solo del trabajo del estudiante, sino tambi√©n de su proceso, todo lo cual se suma a la protecci√≥n contra la mala conducta en el uso de IA. 

5. Crea oportunidades para que los estudiantes discutan sus trabajos.

¬ŅLos estudiantes utilizar√≠an ChatGPT si deben discutir su trabajo con su profesor o con sus compa√Īeros? Tal vez, pero la probabilidad disminuye. Aunque exigir la discusi√≥n no elimina el riesgo, proporciona una nueva barrera. Planifique tareas que incluyan revisiones entre compa√Īeros, conferencias de escritura o tareas de reflexi√≥n en directo o en formato de v√≠deo, creando otra capa de visibilidad y di√°logo abierto. Adem√°s, cuando los estudiantes est√°n al tanto de que deben compartir su trabajo, suelen implicarse m√°s. Por otra parte, la investigaci√≥n demuestra que hacer que los estudiantes compartan su trabajo aumenta la confianza y la motivaci√≥n por hacer la tarea (Simons Meier et al., 2020). 

Aunque no son exhaustivas, estas cinco estrategias pueden servir al menos como punto de partida, y al combinarlas tienen un impacto a√ļn mayor. Si los educadores no est√°n seguros por d√≥nde deben empezar exactamente, nuestra lista de revisi√≥n de mal uso de la IA enumera estos principios (¬°y otros m√°s!) para ayudarles en la preparaci√≥n de tareas de escritura en la Era de la IA.

Conoce todos nuestros recursos para la escritura con IA